Renovarse o morir

Tras estar el pasado jueves 8 de Junio en  unas charlas de Oportunidades Sectoriales y Salón Piscina & Wellness 2017 organizadas por Fira Barcelona, hemos vuelto con ánimos y ganas de seguir ofreciendo piscinas de alta calidad que hablen por nosotros durante muchos años. 

Si bien es verdad, que las piscinas tienen una vida útil, es de esperar que ésta se alargue en el tiempo lo máximo posible. Aun así y al igual que nosotros, muchos empezamos a construir piscinas a mediados de los años 80.

A día de hoy, nos encontramos con una gran cantidad de piscinas de 20-30 años que necesitan ser rehabilitadas. De este modo, Las piscinas nos brindan la oportunidad de reformarlas, con productos nuevos y mejorados; nos permiten modernizarlas y adaptarlas a los nuevos tiempos que corren. Y que mejor representante, que las empresas, que como nosotros, llevamos una larga trayectoria construyendo piscinas. Nosotros, somos conocedores de los productos que antes se utilizaban y de los que se utilizan hoy en día. Sabemos como afecta el paso del tiempo a estos materiales y por ello podemos abordar la reforma de la mejor manera posible. 

En los últimos 5 años y especialmente este último, hemos notado un incremento de esta demanda. Nuestro consejo, Una piscina de hace 20 años, no tiene porqué ser una piscina antigua. Siempre se puede tratar y renovar para devolverle otra vez la juventud que necesita. Pero como todo en esta vida, siempre a mano de profesionales que conozcan las técnicas y tengan la experiencia necesaria para hacer dicho trabajo.

 

 

Las modas cambian

Al igual que pasa con la moda, el sector de la construcción también esta pasando por periodos de cambio. Las formas y estilos de construir evolucionan y las lineas rectas se hacen con el protagonismo. Atrás quedaron las formas con movimiento, curvas. Ahora se busca la simplicidad en las formas rectas, rectángulos y esquinas cuadradas llegan de nuevo a la piscina. Nunca algo tan clásico estuvo tan de moda.

Cada vez más la pieza de remate de la piscina pasa a un segundo plano, camuflándose con el pavimento exterior, creando un único nivel entre enlosado y piscina. Bye, Bye a la famosa piedra de coronación y a la frontera, antes visible, entre donde acababa el enlosado y comenzaba la piscina. 

Porque en estos tiempos que correo lo menos es más.